jueves, 23 de diciembre de 2004

Vindicación de Álvaro del Amo

Pertenece este autor a ese grupo de narradores de corte culturalista surgido a principios de los 80 y que, por desgracia, excepto algunos casos (pienso, por ejemplo, en Jesús Ferrero o, en mayor medida, Javier Marías), tan poco éxito ha tenido entre el gran público.

La prosa de Álvaro del Amo comienza siendo vagorosa, culta, cuidada, -a mi entender- muy benetiana, para -con el paso del tiempo (igual que le ocurriera al propio Juan Benet)- hacerse más clara sin por ello perder sus otras características.

En fin, se trata de una narrativa exigente que pide un lector paciente y activo. Por eso, ahora que llegan unos días de descanso, voy a acercarme -de nuevo- a Álvaro del Amo.

viernes, 17 de diciembre de 2004

Y llegó el 16...

... y no ocurrió nada porque la plaza en la RAE de Domingo Ynduráin continúa vacante: ninguno de los tres candidatos -Guillermo Carnero, Luis Alberto de Cuenca (véase más abajo) y José Terceiro- logró los votos necesarios.

miércoles, 8 de diciembre de 2004

Galería: Jaime Gil de Biedma



Acaba de publicarse Jaime Gil de Biedma. Retrato de un poeta, de Miguel Dalmau.

Con Gil de Biedma (1929-1990) mantengo una relación ambigua:

Como persona, su figura me parece interesantísima.

Como escritor, sus poemas marcadamente comprometidos me repelen (desprecio toda la literatura mitinera y propagandística); en cambio, buena parte (no todos, claro) de aquellos textos escritos desde mediados de los 60 me resultan muy atractivos pues poquísimos poetas han conseguido hacer su carne -su experiencia, su vida- palabra. Y palabra tan incisiva.

La producción literaria y ensayística de Jaime Gil de Biedma es escasa (él mismo reconocía que era un autor lento):

Versos a Carlos Barral [1952, autor].
Según sentencia del tiempo [1953, Laye].
Compañeros de viaje [1959, Joaquín Horta].
Cántico: el mundo y la poesía de Jorge Guillén [1960, Seix Barral].
En favor de Venus [1965, Colliure].
Moralidades [1966, Joaquín Mortiz, y 1985, Taifa].
Poemas póstumos [1968, Poesía para todos].
Colección particular [1969, Seix Barral].
Diario del artista seriamente enfermo [1974, Lumen].
Diario 1978 [inédito].
Las personas del verbo [1975 y 1982, Seix Barral; poesía completa]
El pie de la letra [Crítica,1980; ensayos completos].
Cartas de un joven poeta a otro (correspondencia inédita). Jaime Gil de Biedma-Carlos Barral [Rev. Litoral, Málaga, 1986]
Retrato del artista en 1956 [Lumen, 1991].

Jaime Gil de Biedma ha sido y es un referente para la poesía española posterior a él. Bienvenido sea este estudio que podría acercarlo al gran público e impedir que su figura caiga en el olvido.

Para leer algunos de sus poemas pulsa aquí.

domingo, 5 de diciembre de 2004

Galería: Luis Alberto de Cuenca



Nacido en Madrid en 1950, es un verdadero polígrafo:


Doctor en Filología Clásica, ha traducido, entre otros, a Homero, Eurípides, Calímaco, Charles Nodier y Gerald de Nerval. En 1987 obtuvo el Premio Nacional de Traducción por su versión del Cantar de Valtario.

Como antólogo, cabe destacar su inencontrable Floresta española de varia caballería (Editora Nacional, 1975) o su Antología de la poesía latina (Alianza Editorial, 2004).

Sin embargo, es en la poesía donde consigue alcanzar sus mayores logros, pues mezcla con acierto la tradición y la vanguardia; el clasicismo y la modernidad. A través de sus poemarios, Luis Alberto de Cuenca nos ha ido entregando lo que se ha llamado una «poética transculturalista»: una lírica irónica y elegante, a veces escéptica, en ocasiones desenfadada, en la que lo transcendental convive con lo cotidiano y lo libresco se engarza con lo popular.

Su obra en verso (olvidando las plaquettes, pues entonces la lista sería casi interminable) se compone de:

* Los retratos (1971), nunca más editado ni recogido en las poesías completas de los años 1990 y 1998.
* Elsinore (1972)
* Scholia (1978)
* Necrofilia (1983)
* La caja de plata (Premio de la Crítica, 1985)
* El otro sueño (1987)
* Poesía 1970-1989 (1990)
* El héroe y sus máscaras (1991)
* El hacha y la rosa (1993)
* Por fuertes y fronteras (1996)
* Los mundos y los días (1998), compendio de toda su obra hasta ese momento.
* Sin miedo ni esperanza (2002)
* De amor y de amargura (2003), recoge lo más granado de su poesía amorosa. Esta selección abarca toda la obra poética del autor: desde Los retratos, que es pieza de coleccionista, hasta Sin miedo ni esperanza, pasando por La caja de plata, que cambió el rumbo de la poesía española contemporánea. Como en otras compilaciones anteriores, la colección cuenta con la inclusión de algunos poemas inéditos.
* La vida en llamas (2006).

Propuesto recientemente -junto a Guillermo Carnero y José Terceiro- como candidato para cubrir la vacante dejada en la R. A. E. por Domingo Ynduráin, me temo que sus cargos durante los mandatos del PP (fue director de la Biblioteca Nacional y secretario de Estado de Cultura) le obstaculicen (que no impidan, como afirma el malicioso Ussía) el acceso a la Docta Casa. El día 16 del corriente saldremos de dudas.

Pulsando aquí puedes leer algunos de sus poemas.

Bookmark

Buscador de podcasts y sobre podcásting

Etiquetas

Archivo del blog